Su encuentro fortuito con un perfumista da lugar al nacimiento de esta profesión que ella ejerce actualmente con pasión. Diplomada del ISIP, completa su formación junto a creadores de perfumes y aromas. A raíz de este intercambio que enriquece su currículum, adopta un estilo de escritura atípico.
Forma parte del equipo de perfumistas senior de Dragoco, luego se va un año a Nueva York para abrirse a otros mercados y vuelve a Francia con Charabot. En 2010, Dorothée se une al equipo de Robertet Paris.

 

El «Naturel» es para ella la oportunidad de estar cerca de la materia y de los productos. Trabajar sutilmente estas materias primas hasta sublimarlas le apasiona. Prefiere las combinaciones simples para «darle brillo» al producto manteniendo su autenticidad.